consejos-reducir-consumo-energetico-puerta-automatica-1920

El consumo energético de una puerta automática es una de las cuestiones que más se preguntan los clientes. Lo más habitual es pensar que el motor incrementará considerablemente la factura eléctrica. Sin embargo, no es así porque solo se consume energía cuando la puerta se encuentra en movimiento. Es decir, tener operativo el cuadro de mandos del automatismo gasta una energía mínima que se compara a la de la televisión cuando está en stand by.

En cuanto al consumo de un motor de una puerta de garaje oscilará entre los 200W y 800W y siempre durante unos 30 segundos que es lo que suele durar una apertura. A pesar de este bajo gasto energético hay unos trucos que te ayudarán a reducir al máximo tu consumo eléctrico:

Abrir la puerta solo lo necesario

También debes saber que los motores pueden ser programados para que cuando se hace una segunda pulsación en el manso se paren. Así se reduce el recorrido de la puerta y consecuentemente de energía cuando no es necesario que se abra del todo.

Instalar bien el automatismo

Es suficiente elegir un motor que duplique el peso de la puerta.

Aumentar el tiempo de espera del cierre automático

En las comunidades de vecinos es recomendable incrementar el período entre que la puerta está parada antes de volver a cerrarse. Esto se debe a que siempre hay vecinos que coinciden en horarios y así se evitan maniobras del motor. No solo será bueno para el ahorro energético, sino también para la vida útil del automatismo.

Mantener la puerta en condiciones adecuadas

Si una puerta funciona correctamente menos fuerza necesitará el motor para que se abra y se cierre con una reducción en el consumo. Es primordial que se realicen las revisiones periódicas necesarias para evitar averías y un consumo innecesario.

En Disgamo Lugo instalamos, mantenemos y reparamos puertas automáticas. ¡Consúltanos sin compromiso!

Fuente: TOY SISTEMAS