como-evitar-los-accidentes-con-puertas-giratorias

Las puertas automáticas son mecanismos que simplifican la vida, garantizan que la gente, los coches y las mercancías se muevan de forma fluida, eficiente y muy segura y además son nuestra carta de presentación cuando un amigo, cliente o proveedor se acerca a nuestra casa o negocio.

Con el paso de los años, cada vez incorporan mecanismos de seguridad más modernos, pero siempre debemos respetar una serie de consejos para evitar cualquier contratiempo.

  1. Hasta que la puerta no esté completamente abierta, no se debe intentar cruzar la puerta del edificio, ni andando ni en coche. Tampoco es conveniente apresurarse para cruzar si el mecanismo ha comenzado a cerrarse.
  2. No es conveniente acercar ni prendas de ropa, ni partes del cuerpo a ninguna pieza móvil de la puerta, ya que podría engancharse en la misma y provocar un accidente
  3. Si la puerta se está abriendo o cerrando, no se debe impedir su movimiento por la fuerza, ya que podría dañarse el mecanismo o, lo que es más importante, podría lesionarnos.
  4. Si el suministro eléctrico se interrumpe, hay que buscar el dispositivo de apertura manual, o bien la alimentación de apoyo que la mayoría de las puertas automáticas ya tienen. Si tratamos de mover la puerta a la fuerza, podríamos causarnos lesiones.
  5. Es muy importante asegurarse de que la puerta se haya desconectado la alimentación antes de accionarla a mano, así evitaremos posibles descargas eléctricas.
  6. Se debe cruzar el umbral sin detenernos, y no parar en las proximidades si no es estrictamente necesario. Los sensores de la puerta podrían no detectar nuestra presencia y el automatismo podría cerrarla, provocando un daño que es fácilmente evitable.
  7. Siempre deben utilizarse las puertas designadas para el paso de personas. Si caminas en zonas industriales, utiliza las puertas para peatones.
  8. Como siempre los niños, los mayores y las personas con movilidad reducida son los más vulnerables y con más riesgo de sufrir accidentes. Los niños siempre deben cruzar las puertas automáticas acompañados por adultos, en ningún caso deben ser utilizadas como zona de juegos, y debemos prestar especial atención para ayudar a las personas mayores cuando atraviesen este tipo de puertas.

 

Fuente: www.euinstalaciones.es